Hola  a todos!

Nuestro post de hoy va dedicado al afeitado clásico, ese que se estaba perdiendo y que por suerte hoy en día vuelve a estar a la última.

Usar herramientas que parecían anticuadas y recrearse en el afeitado, no como una obligación sino como un placer, ES EL RETORNO DEL AFEITADO CLÁSICO.

Tenéis dos opciones para el afeitado clásico, la primera es venir a tu peluquería Jesús Viejo Peluqueros y disfrutar de todo el ritual.

Y para el día a día, también tienes la posibilidad de disfrutar de un afeitado clásico en casa.

Si quieres saber cómo hacerlo, presta atención a las indicaciones que te voy a dar.

La principal herramienta del afeitado clásico es la brocha de afeitar, ese casi olvidado complemento masculino con el que se prepara la espuma que protege la piel y facilita el deslizamiento de la cuchilla o navaja y que además ejerce una ligera acción exfoliante sobre la piel y deja el pelo listo para ser cortado prácticamente de raíz. http://jesusviejopeluqueros.com/producto/brocha-de-afeitar/

El segundo gran componente del afeitado clásico es el jabón, en nuestra tienda online podrás encontrar varias opciones para elegir el más adecuado dependiendo de tu tipo de piel y tu tipo de barba. http://jesusviejopeluqueros.com/categoria-producto/afeitado/

skyfall espejo afeitado

Estos jabones y cremas, creados específicamente para el afeitado, se mezclan con unas gotas de agua, por ello se llama wet shaving(afeitado húmedo). Esta espuma ofrece múltiples beneficios a sus usuarios: es más protectora que los habituales geles de afeitado, mejora el deslizamiento para el paso de la maquinilla, hidrata mucho mejor la piel y, sobre todo, proporciona un conjunto de sensaciones agradables difícil de igualar por las típicas espumas de afeitado.

Lo primero que debemos hacer es humedecer bien la cara con agua caliente o empapar bien una toalla y colocarla en la cara y dejarla un par de minutos, a continuación aplicaremos nuestra crema de afeitar o espuma realizada a partir de un jabón que hayamos elegido y cubriremos bien la cara, después llega el momento del afeitado propiamente dicho. Para ello el aficionado al afeitado clásico dispone de una maquinilla tradicional. http://jesusviejopeluqueros.com/producto/maquinilla-clasica-de-afeitar-merkur/

La segunda gran diferencia entre el afeitado clásico y el habitual hoy en día es que, en lugar de pasar una vez por la cara una agresiva cuchilla con varias hojas –o una maquinilla eléctrica-, se prefiere pasar un par de veces una única cuchilla.

Se enjabona la cara y se da una pasada a favor del crecimiento del vello, cuando hayamos terminado esa primera pasada, volvemos a enjabonar la cara y damos otra en sentido transversal.  Esto, por supuesto, varía según las necesidades y gustos de cada uno, los hay que tienen suficiente con una pasada y otros necesitan dos; pero lo más habitual son dos: una a favor del sentido en el que crece el pelo de la barba y otra transversal. Para finalizar, limpiaremos bien la cara con agua fría y así ayudaremos a cerrar los poros y calmar la piel y a continuación aplicamos un after shave que dejará tu piel perfumada y tratada para enfrentarse al día a día.

Espero que lo pongáis en práctica y me contéis vuestras experiencias.

Un saludo desde Jesús Viejo Peluqueros.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *